Noticias
Con la declaración del estado de alarma, EDE Intervención Social aceptó la petición de la Diputación Foral de Gipuzkoa para que, al igual que otras entidades sociales, colaborase en la atención de personas en situación de exclusión social. En concreto en diez días, EDE Intervención Social activó dos nuevos dispositivos temporales, uno en Donostia y otro en Orio, para atender a un total de 46 personas.

 

Finalizada esa situación, la Diputación Foral de Gipuzkoa ha decidido dotar de continuidad al menos a unos de los servicios abiertos en pleno confinamiento desde el que las personas usuarias pudiesen ir, de forma escalonada, accediendo a otros servicios residenciales permanentes. Asimismo, la red foral ha querido contar con un equipamiento en el que ofrecer atención a personas que siendo usuarias de otros centros, debieran ser aisladas por portar la Covid-19. Para cumplir ambos objetivos ha sido EDE Intervención Social la adjudicataria de este nuevo dispositivo temporal en Orio que va a gestionar desde julio hasta diciembre de 2020.