Decalogo Ateri
Suspertu es una iniciativa económica de carácter no lucrativo cuyo objeto social es el acompañamiento y la inserción socio-laboral de personas desempleadas en situación o riesgo de exclusión social, con especiales dificultades para acceder al mercado de trabajo.

Desde nuestra fundación, allá por el 2005, hemos entendido que los elementos diferenciadores de nuestro quehacer diario, que pivota alrededor del cuidado y bienestar de las personas que forman parte de nuestro proyecto,  debían hacerse públicos de manera que recogieran nuestra identidad y valores.

Y para visibilizarlos, a modo de presentación y compromiso ante la sociedad y de hoja de ruta interna para no desorientarnos en el camino cuando las dificultades acechan, en este 2020, le hemos dado forma de Decálogo que compartimos aquí. No son las Tablas de la Ley y sí la sustancia que da sentido a nuestro trabajo.

  1. Somos una entidad sin ánimo de lucro.
  2. Empleamos y acompañamos a personas con dificultades de empleabilidad.
  3. La proporción entre nuestro salario más alto y el más bajo es de 1 a 3.
  4. Acuerdo laboral propio, compartiendo pérdidas y beneficios.
  5. Respetamos rigurosamente la legislación.
  6. Creemos en las redes y alianzas en nuestro entorno: la unión lo hace todo posible.
  7. Apostamos por la creación de empleo: no a las horas extras sistemáticas.
  8. Plan propio contra la violencia sexual y sexista en nuestras instalaciones.
  9. Apostamos por la igualdad: más del 50 % de nuestra plantilla son mujeres

Nuestro decálogo quiere ser algo vivo, y sobre todo útil. ¿Quiénes somos? Somos esto. ¿Qué nos mueve? Nos mueve esto. ¿Qué valores nos alimentan? Los que aquí están recogidos.

La brújula que nos guía.