Conocimiento_ovtss_barometro
El 15 de diciembre se ha presentado el Barómetro 2021 del Observatorio Vasco del Tercer Sector Social. Se trata de un documento que reúne información sobre la identidad, características, actividad, personas implicadas o recursos del Tercer Sector Social en Euskadi. Del Barómetro 2021 se extrae que el Tercer Sector Social de Euskadi (TSSE) está formado por 4117 organizaciones con casi 40.000 personas empleadas y canalizan la participación social de 160.493 personas voluntarias.

Lucía Merino e Iker Fernández del Observatorio Vasco del Tercer Sector Social, gestionado por EDE Conocimiento, han especificado en su intervención que el 56,5% de las organizaciones cuenta con personas remuneradas en sus equipos de trabajo, mientras que el 43,5% están compuestas íntegramente por personas voluntarias. En concreto, el personal remunerado es mayoría solo en un 14,4% de las organizaciones.

Según se desprende del Barómetro 2021, en 2020 estas organizaciones gestionaron un volumen económico de 1712 millones de euros, equivalentes al 2,4% del PIB vasco.

Cabe señalar, de igual modo, que el 80% de las organizaciones del Tercer Sector Social de Euskadi son entidades pequeñas o medianas, con ingresos inferiores a 300.000 €. El 54,1% de sus ingresos proviene de fuentes de financiación pública, mientras que el 45,9% es de origen privado; destacan en este último caso las cuotas de las personas socias o afiliadas, que suponen, de media, el 17,6 % del total de ingresos de las entidades. Cabe igualmente añadir que en torno a un 46,6% de las organizaciones del sector cuenta con donantes que realizan aportaciones económicas de manera regular.

Otro aspecto de interés recogido en el Barómetro 2021 es que el 35,5% de las organizaciones del tercer sector atesora 20 años o más de trayectoria.

En su presentación Lucía Merino e Iker Fernández también han recalcado la importancia de “seguir visibilizando los resultados de la actividad del Tercer Sector Social de Euskadi, el valor añadido de la misma y el impacto social que genera, principalmente en términos de cohesión social, de protección de los derechos de las personas más vulnerables y de promoción de la participación”.

El encuentro se ha completado con la Mesa de diálogo intergeneracional: legado y relevo generacional en las organizaciones del TSSE, en la que tres personas con una larga trayectoria en el Tercer Sector Social de Euskadi y tres personas recientemente incorporadas al mismo han compartido sus reflexiones y experiencias personales.