empleo_pandemia
El inicio del estado de alarma y el confinamiento de la sociedad en su conjunto, supuso la suspensión de la atención presencial, pero no así de las necesidades de las personas que estaban en procesos de mejora de su empleabilidad y/o de inserción sociolaboral. Al contrario, sus necesidades, en la mayoría de los casos, se han visto modificadas y/o acrecentadas por el impacto de la crisis sanitaria y económica generado por la COVID-19.

Durante 2020 el trabajo con las personas usuarias de nuestros servicios y programas no se ha paralizado en ningún momento adaptando nuestras metodologías a las posibilidades que nos ofrecía el contexto, y con el fin de:

  • mantener el vínculo generado con las personas usuarias
  • continuar con los planes de mejora de la empleabilidad e inserción sociolaboral iniciados
  • revisar y adaptar continuamente las herramientas de activación socio-laboral a una modalidad de intervención alternativa no presencial
  • servir de apoyo y contención en estos momentos de complicada situación vital.
  • 1299 personas participantes
  • 169 inserciones laborales
  • 8277 horas de orientación laboral
  • 12.582 horas de formación
  • 44 acciones formativas
  • 43.400 horas de practicas
  • 360 empresas colaboradoras