IMG-20211117-WA0006
En el mes de noviembre hemos puesto en marcha la primera vivienda de las cuatro comprometidas con la Diputación Foral de Gipuzkoa en un contrato-programa a través del cual, junto a otras entidades, EDE Suspergintza contribuye al despliegue de la red de centros residenciales para personas en situación de exclusión y marginación en el Territorio Histórico.

Se trata de viviendas grupales, integradas en el contexto comunitario, cuyo objetivo es ofrecer a personas que presentan dificultades o carencias de carácter psicosocial y apoyos sociofamiliares suficientes o adecuados, un servicio de alojamiento con apoyos de media intensidad orientado a la inclusión social y, en su caso, el acceso progresivo a modos de vida normalizados.

Las primeras cuatro personas ya están siendo acompañadas y, a lo largo del mes de diciembre, prevemos activar otras tres viviendas en diferentes municipios para un total de 13 plazas, completando, también, el equipo interdisciplinar de seis profesionales encargado de cubrir las necesidades básicas, mejorar el grado de satisfacción de necesidades sociales y mantener y desarrollar las habilidades necesarias para lograr la participación activa en el entorno comunitario de las personas atendidas.