intervencion-mayores-zuzaintzen
Programa de entrenamiento emocional dirigido a aquellas personas que desarrollan su labor profesional a través de la atención a personas en situaciones adversas. Pretende prevenir riesgos laborales de carácter psicosocial y emocional, reducir la posibilidad de bajas laborales y favorecer la adquisición de estrategias de afrontamiento de situaciones emocionales adversas.

Algunas profesiones requieren de una atención intensa y prolongada con personas en situaciones precarias y/o extremas que provocan diferentes e intensos estados emocionales en quienes tratan de velar por su bienestar.

El hecho de tener que enfrentarse a diario a experiencias con una implicación afectiva superlativa obliga, con más o menos éxito, a estos profesionales (de la salud, vigilancia, seguridad ciudadana, atención en casos de emergencia, etc.) a tratar de modificar, e incluso anular, sus propias emociones.

Es desde hace relativamente poco tiempo que los factores psicosociales, y en particular el estrés emocional, empiezan a tener relevancia y a considerarse como un “riesgo emergente”; un problema para la salud y la seguridad laboral de los y las profesionales que desarrollan su actividad profesional  atendiendo a personas que se encuentran en muchos casos en situaciones adversas.

Por eso, se hace necesaria la toma de medidas eficaces para evitar la aparición de patologías asociadas a estas situaciones, a través de la adopción de planes de prevención, estrategias como el entrenamiento emocional y los programas de apoyo psicológico, orientados a minimizar los efectos negativos de estos riesgos psicosociales que afectan a la salud mental de las y los profesionales.