investigacion_berdintasunaz_blai_1png
Han pasado ya 15 años desde que la Ley 4/2005 para la Igualdad de Mujeres y Hombres en la CAE viera la luz. Un recorrido que, sin duda, es necesario analizar, recordar y valorar. De acuerdo con lo establecido en la norma, cada cinco años, se realiza un seguimiento del desarrollo y aplicación de la ley, una evaluación que posteriormente se remite al Parlamento Vasco.

Desde EDE Conocimiento tenemos la suerte de formar parte de este hito significativo, ya que a lo largo de este año elaboraremos para Emakunde la evaluación de dicha ley. Un trabajo estratégico y de envergadura que nos permitirá conocer de cerca la trayectoria de una ley clave en materia de igualdad. Buscamos, a grandes rasgos, responder a las siguientes preguntas:

 

¿Qué se ha hecho y qué no se ha hecho con respecto a lo que se preveía en la Ley?

Se busca conocer el grado de cumplimiento en la aplicación de la Ley en lo que respecta a la organización institucional, coordinación, financiación y medidas para la integración de la perspectiva de género en la actuación de los poderes públicos y las administraciones públicas vascas. Además, identificaremos las principales medidas, programas y políticas públicas implementadas en diferentes áreas de intervención (participación sociopolítica, cultura y medios de comunicación, educación, violencia contra las mujeres, etc.)

 

¿Qué factores han condicionado su desarrollo?

Pretendemos identificar y describir posibles obstáculos o dificultades surgidas durante la aplicación de la Ley de cara a un mejor desarrollo y aplicación de la ley.

 

¿Qué se ha conseguido en estos 15 años?

Nos proponemos también extraer conclusiones que sinteticen los principales logros alcanzados por la Ley, así como identificar los momentos, personas, lugares o hechos más significativos (grandes hitos) relacionados con los avances conseguidos a partir de la Ley.

La celebración de estos 15 años de historia de la ley vasca ha coincidido con la fase final del proceso de modificación de la ley, que verá la luz a lo largo de este año y que trae consigo cambios legislativos en distintos aspectos de la norma. Es por ello que resulta un momento adecuado para conocer la contribución de la Ley en términos de impacto, medir los resultados obtenidos y rememorar y visibilizar aquellas cuestiones que resultan fundamentales para la mejora continua de su desarrollo.

Un proyecto como este requiere de una mirada cuantitativa (análisis de fuentes de datos, encuestación, análisis de boletines, etc,) y cualitativa (entrevistas y espacios de contraste y reflexión participativos). Esta labor nos tendrá ocupadas gran parte del año y no será hasta final de año cuando veamos el resultado de este trabajo que pretendemos elaborar desde un enfoque colaborativo, de carácter aplicado, con liderazgo compartido y desde una perspectiva feminista.