ede_suspergintza_pad_bilbo
En 2022 el Ayuntamiento de Bilbao, sabiendo que en digitalización no todos tenemos el mismo ritmo y capacidad, se propuso reducir brecha digital entre su ciudadanía. Así, de la mano de EDE Suspergintza, puso en marcha, entre septiembre y diciembre, un programa piloto denominado PUNTO de AYUDA DIGITAL (PAD) consistente en un Servicio de Asistencia Digital y Formación en TIC, dirigido a personas en riesgo de exclusión digital, principalmente, personas mayores y colectivos vulnerables.

Se abrieron un total de diez Puntos de Ayuda Digital (PAD). Siete de ellos en los Centros Municipales de Distrito de Rekalde, Santutxu, Zorroza, Otxarkoaga, San Agustín, Ibaiondo y San Ignacio. Y, tres más en el Albergue de Elejabarri, la Biblioteca Ibaialde y el Centro Azkuna.

El servicio PAD ha consistido en:

  1. Atención Personal Directa a personas usuarias para realizar trámites digitales con administraciones y servicios online. En formato presencial y sin cita previa. Con dos objetivos: que la persona usuaria salga con el trámite hecho y que aprenda a hacerlo autónomamente.
  2. Formación en TIC aplicadas a gestiones de la vida diaria para las necesidades detectadas y que no estaban cubiertas por la oferta existente. Se han impartido 323 horas de formación, personalizadas para cada colectivo, en 56 grupos de 18 Agentes Sociales, con el fin de que las personas que más sufren la brecha digital se apropien de los medios digitales.

En el PAD 2022 han participado 2.081 personas usuarias con 2.302 consultas realizadas, de las cuales han sido resueltas positivamente el 92%. Las personas usuarias han sido en su mayoría mujeres (65%), mayores de 65 años (43%) y de nacionalidad española (78%). Las consultas han sido presenciales (95%), con smartphone (76%), sobre trámites con administraciones (51%) y en castellano (95%).

 

En el 90% de los casos, hemos constatado que la brecha digital se reduce. La asistencia formativa funciona: hacer y enseñar a hacer.